pero ningún hombre puede domar la lengua, que es un mal que no puede ser refrenado, llena de veneno mortal. Santiago 3:8

Isaías Desnudo
En una ocasión el profeta Isaías recibió la orden de andar desnudo y descalzo por 3 años. Ver: Isaías 20:2