"Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados". Hebreos 12:15

Palabra Amén
Casi todos los libros del Nuevo Testamento terminan con la palabra "Amén". Las excepciones son: Hechos, Santiago y 3 Juan.