Circuncidad, pues, el prepucio de vuestro corazón, y no endurezcáis más vuestra cerviz. Deuteronomio 10:16

Palabra Amén
Casi todos los libros del Nuevo Testamento terminan con la palabra "Amén". Las excepciones son: Hechos, Santiago y 3 Juan.