No está aquí, sino que ha resucitado. Acordaos de lo que os habló, cuando aún estaba en Galilea. Lucas 24:6