Donde abundan los sueños, también abundan las vanidades y las muchas palabras; mas tú, teme a Dios. Eclesiastés 5:7
Galería de Imágenes MATRIMONIO DE LOS Hnos. YERALDINE Y ENRIQUE