Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio. 2 Timoteo 1:7
Galería de Imágenes MATRIMONIO DE LOS Hnos. YERALDINE Y ENRIQUE