Oseas 14: 4 "Yo sanaré su rebelión, los amaré de pura gracia; porque mi ira se apartó de ellos."

Reflexiones
No Perecerás

Cuentan que en cierta ocasión en un muelle, un hombre de contextura muy grande y fornida, cayó en el agua. Toda la gente estaba mirando para ver si alguien se decidía a lanzarse para salvarle la vida.

Un marinero que estaba ahí, se dispuso para echarse en el agua, pero no se decidía e iba esperando, hasta que el pobre naufrago perdió casi todas las fuerzas; entonces, cuando estaba a punto de perecer, el marinero se echó al agua y lo salvó. Poco después, alguien le preguntó por qué había actuado de esa manera, esperando que el hombre estuviese casi ahogado para salvarle; a lo que él contestó que lo hizo para que así le fuera más fácil manejarlo y poderlo salvar.

Lo mismo sucede con muchos de nosotros, que solamente cuando estamos a punto de perecer es que Dios puede intervenir a nuestro favor.

Mucha gente se encuentra enfrentando problemas físicos, financieros, familiares, laborales o luchando contra vicios y siguen batallando por salvarse a sí mismos, continúan pataleando y haciendo todo lo que está a su alcance; pero mientras no se rindan a Dios y permitan que Él los rescate, seguirán en el agua peleando por sus vidas hasta que sus fuerzas se terminen y acaben por ahogarse.

Posiblemente te equivocaste, te alejaste de Dios y ahora estás en medio del mar tratando de salvar tu vida. No importa los esfuerzos que hagas ni cuán fuerte creas ser, si Dios no interviene perecerás. Dios no ha dejado de escuchar tus oraciones ni disfruta verte solo y luchando por tu vida desesperadamente, pero necesita que rindas tus fuerzas y le permitas obrar. Él no va a permitir que te ahogues, no quiere que perezcas, solamente está esperando que le des la oportunidad de salvarte.

Recuerda que no importa cuánto hagas o cuánto aportes a caridad, no son tus obras ni tu talento, fortaleza o inteligencia lo que te salvarán; solamente la gracia de Dios puede socorrerte.

"Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro". Hebreos 4:16 (RVR1960)

No interesa cuánto te equivocaste, ni cuál fue tu pecado o el tiempo que llevas luchando, mientras te arrepientas y reconozcas que sólo Dios puede ayudarte, nunca perecerás; Él te está esperado con los brazos abiertos

Honor

El ambiente estaba Cargado de mucha tensión. Rosa Elliot llegó a la cuarta ronda del concurso nacional de ortografía en Washington. Se le había pedido a la pequeña de 11 años de Carolina del Sur que deletreara la palabra 'admisión'. Ella lo hizo con su suave acento...Seguir leyendo...

El huevo vacío

Matías, era un niño con capacidades mentales diferentes. A la edad de 12 años había cursado el 2º grado, y parecía que jamás podría pasar de ahí. Durante las clases estaba distraído y nunca respondía correctamente a las preguntas que se le hacían. La...Seguir leyendo...

Después de la Lluvía

Cuentan que Francisco esperaba con entusiasmo el sábado porque su padre le había prometido ir a pescar si el tiempo era bueno.

Una prolongada sequía había secado los campos y jardines, pero aquel sábado por la mañana empezó a llover a cántaros...Seguir leyendo...

El Puente

Había una vez un hombre que operaba el puente levadizo para un tren. Un día, a medida que el tren se acercaba, comenzó a bajar el puente para que estuviera completamente horizontal en el momento en que cruzara. Pero cuando el puente comenzó su descenso, el operario se dio cuenta de que su hijo estaba...Seguir leyendo...

No pierdas la vida en pequeñeces

Una señora de edad había esperado toda la vida la oportunidad de viajar en un tren.

Quería contemplar, devorar cada paisaje con los ojos y disfrutar todo cuanto pudiera en los kilómetros que iría a recorrer.

Entró muy...Seguir leyendo...

Dos Monedas

Una historia cuenta que un estudiante universitario salió a dar un paseo con su profesor, quien por su bondad era considerado como un buen amigo por sus alumnos. Mientras caminaban, vieron un par de zapatos viejos, pensaron que seguramente pertenecían a un humilde trabajador del campo de al lado, que estaría a...Seguir leyendo...

Historia de Cangrejo

Hubo cierta vez una reunión muy importante en el fondo del mar. Era la reunión de los cangrejos.

La había convocado uno de los más viejos para tomar en ella, lo que él pensaba, era una decisión muy importante.

Acudieron...Seguir leyendo...

Los Lentes del Alma

Paula, una joven de escasos 12 años, visitaba por primera vez al optómetra, el cual le diagnosticó miopía en ambos ojos.
– ¿Sientes que no puedes ver bien de lejos?, Paula. – dijo el doctor.
– Sí, se me dificulta mucho hacerlo.- afirmó Paula
...Seguir leyendo...

Un millón de Sapos

Muchos se angustian por problemas que, en su mayoría, nunca llegan a hacerse realidad. Sufren con anticipación, pensando e imaginando cosas que pudieran suceder. La mayoría de nuestras preocupaciones se deben a la falta de confianza en Dios.

Un hacendado fue a la ciudad y le preguntó al dueño de un restaurante si...Seguir leyendo...

Mire más Allá

Un hombre se acercó cierta vez a una construcción y observó a tres individuos que sacaban paladas de tierra de una larga zanja. Le preguntó al primer hombre qué estaba haciendo. Este se enderezó y respondió lo que para él era evidente: Estoy cavando una zanja.

Se acercó al segundo obrero y le...Seguir leyendo...

« < 2 - 3 - 4 - 5 - 6 > »