Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. Santiago 1:6
Reflexiones
Acepto los martillazos

Se cuenta la historia del herrero que, después de una juventud llena de excesos, decidió entregar su alma a Dios. Durante muchos años trabajó con ahínco, practicó la caridad, pero, a pesar de toda su dedicación, nada perecía andar bien en su vida, muy por el contrario sus problemas y sus deudas se acumulaban día a día.

Una hermosa tarde, un amigo que lo visitaba, y que sentía compasión por su situación difícil, le comentó: - “Realmente es muy extraño que justamente después de haber decidido volverte un hombre temeroso de Dios, tu vida haya comenzado a empeorar. No deseo debilitar tu fe, pero a pesar de tus creencias en el mundo espiritual, nada ha mejorado.”

El herrero no respondió enseguida, él ya había pensando en eso muchas veces, sin entender lo que acontecía con su vida, sin embargo, como no deseaba dejar al amigo sin respuesta, comenzó a hablar, y terminó por encontrar la explicación que buscaba.

He aquí lo que dijo el herrero: “En este taller yo recibo el acero aún sin trabajar, y debo transformarlo en espadas. ¿Sabes tú cómo se hace esto?

Primero, caliento la chapa de acero a un calor infernal, hasta que se pone al rojo vivo, enseguida, sin ninguna piedad, tomo el martillo más pesado y le aplico varios golpes, hasta que la pieza adquiere la forma deseada.

Luego la sumerjo en un balde de agua fría, y el taller entero se llena con el ruido y el vapor, porque la pieza estalla y grita a causa del violento cambio de temperatura.

Tengo que repetir este proceso hasta obtener la espada perfecta, una sola vez no es suficiente. ”

El herrero hizo una larga pausa, y siguió: “A veces, el acero que llega a mis manos no logra soportar este tratamiento. El calor, los martillazos y el agua fría terminan por llenarlo de rajaduras. En ese momento, me doy cuenta de que jamás se transformará en una buena hoja de espada y entonces, simplemente lo dejo en la montaña de fierro viejo que ves a la entrada de mi herrería.”

Hizo otra pausa más, y el herrero terminó: “Sé que Dios me está colocando en el fuego de las aflicciones. Acepto los martillazos que la vida me da, y a veces me siento tan frío e insensible como el agua que hace sufrir al acero.

Pero la única cosa que pienso es: Dios mío, no desistas, hasta que yo consiga tomar la forma que Tú esperas de mí.

Inténtalo de la manera que te parezca mejor, por el tiempo que quieras, pero nunca me pongas en la montaña de fierro viejo de las almas. ”

Para que un día yo también pueda decir…..He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. 2 Timoteo 4:7

Alumbra

Hace cientos de años, había un hombre en una ciudad de Oriente. Un hombre que una noche caminaba por las oscuras calles llevando una lámpara de aceite encendida. La ciudad era muy oscura en las noches sin luna como aquella. En determinado momento, se encuentra con un amigo. EI amigo lo mira y de pronto lo...Seguir leyendo...

ANTES QUE NADA… ¡CONSULTA CON EL SEÑOR!

Consultar a Dios debe ser tu primera decisión importante antes de hacer cualquier cosa. No te dejes guiar por tus impulsos, consúltale al Señor todo lo que quieras saber para tener dirección y victoria.

En 1 Samuel 23-4 dice: “David volvió a consultar al...Seguir leyendo...

FUNCIONANDO CON FE

Había una vez un viajero, que caminaba por el desierto cuando llega al borde de un cañón. Buscando la manera de cruzarlo, se da cuenta que hay una larga cuerda extendida hacia el otro lado. Mientras sus ojos empiezan a seguir la cuerda hacia la otra orilla;se queda atónito al ver a un hombre caminando...Seguir leyendo...

Cómo ver la Gloria de Dios

¿Qué se necesita para ver la gloria de Dios?…: solo una cosa, CREER….”No te he dicho que si crees veras la gloria de Dios” (Juan 11:40), pero no es cualquier creer, es un creer que va acompañado de dos ingredientes:
1. Actitudes frente a las circunstancias, que son determinadas por...Seguir leyendo...

Cuatro Peticiones – Tres Bendiciones

2 Crónicas 7:14 “Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.”

...Seguir leyendo...

Moviendo montañas

Había dos tribus guerreras en los Andes, una que vivía en el valle y otra en lo más alto de las montañas. Un día los habitantes de las montañas invadieron las tierras del valle y, como parte del saqueo, raptaron a un bebé de una de las familias del valle.

...Seguir leyendo...

Nunca hagas juicio

Una niña tenía 2 manzanas en su mano. Su mamá se le acercó y le preguntó a su hija si le daría una manzana.
La niña rápidamente mordió una y luego la otra. La mamá sintió cómo se le congeló la sonrisa y trató de no mostrar su...Seguir leyendo...

¿Cómo Salir del Pozo de la Desesperación?

Es probable que te encuentres en una situación desesperante con tu esposo u esposa, puede ser que sea con tus hijos o cualquier otra relación, como puede ser un problema financiero o laboral.


Otros pueden estar desesperados porque necesitan tomar una decisión y no hallan...Seguir leyendo...

El Canasto de Carbón

Se cuenta la historia de un anciano que se mantuvo en una granja en las montañas de Kentucky oriental con su joven nieto. Cada mañana,el Abuelo se sentaba temprano en la mesa de la cocina para leer su vieja y estropeada Biblia.

Su nieto que quería ser tal como él, intentó imitarlo de cualquier manera. Un día el...Seguir leyendo...

Permanece Alerta

En la Biblia encontramos una historia que nos relata como el pueblo de Israel tuvo que tomar las medidas de seguridad respectivas para reconstruir las murallas de la ciudad con éxito.

La mitad de los hombres trabajaba en la reedificación llevando una espada en la cintura durante todo...Seguir leyendo...

« < 1 - 2 - 3 - 4 - 5 > »