De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí, tiene vida eterna. Juan 6:47
Devocionales
Corazones Endurecidos

  Ezequiel 11:19-20: Y les daré un corazón, y un espíritu nuevo pondré dentro de ellos; y quitaré el corazón de piedra de en medio de su carne, y les daré un corazón de carne, para que anden en mis ordenanzas, y guarden mis decretos y los cumplan, y me sean por pueblo, y yo sea a ellos por Dios.

  Muchos de nosotros hemos vivido situaciones, pruebas, circunstancias que van mermando nuestra capacidad de amar, de perdonar, de ser felices, de aceptar a las personas a nuestro alrededor, de ofrecer nuestra mano a alguien necesitado, simplemente por el hecho de que vamos perdiendo esa capacidad de confiar a tal punto que nos envolvemos o encerramos en una especie de burbuja donde no deseamos que nadie ingrese y la cual nos causa mucho daño. En este punto o en ese momento de la vida es, donde normalmente se pronuncia aquella frase de esa persona tiene el corazón duro.

  Pero existe una dureza de corazón aun más nociva para nuestra vida y es aquella donde NO PERMITIMOS QUE NUESTRO DIOS PADRE a través del Espíritu Santo tome el control en cada uno de nuestros actos y nuestra vida, más peligroso aun el no poder darnos cuenta de que eso está sucediendo. Y sucede mucho y con normalidad entre los que aceptamos a Cristo como nuestro Señor y Salvador. Estamos sentados en las iglesias, alabando y gritando aleluyas, pero todo eso desde la carne; en lo espiritual no lo estamos haciendo, no estamos escuchando al Espíritu Santo que nos habla, que nos redarguye y eso es dureza de corazón.


  ¿Que es un corazón endurecido?, es un corazón frio, desenfocado, desconectado de la verdad poderosa de nuestro Padre.


  Dios hace mucho énfasis en nuestro corazón debido a que es allí de donde mana todo sentimiento y es en el donde se conectan todas las cosas que hacemos.


  Proverbios 4:23 Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida

  1ra. de Crónicas 28:9 Y tú, Salomón, hijo mío, reconoce al Dios de tu padre, y sírvele con corazón perfecto y con ánimo voluntario; porque Jehová escudriña los corazones de todos, y entiende todo intento de los pensamientos. Si tú le buscares, lo hallarás; mas si lo dejares, él te desechará para siempre.

  Ahora, ¿Que elementos debemos examinar en nuestras vidas para determinar si nuestra relación con el Padre se ha endurecido?, les planteo los siguientes:

  • El pecado: ser infieles, desobedientes, rebeldes, hacer algo que va en contra de la palabra de Dios.
  • Incredulidad: los mismos seguidores de Cristo, que oyeron, vivieron y vieron cada milagro que nuestro señor ejecuto cayeron en este característica. Marcos 16:11-13 nos dice: Ellos, cuando oyeron que vivía, y que había sido visto por ella, no lo creyeron. Pero después apareció en otra forma a dos de ellos que iban de camino, yendo al campo. Ellos fueron y lo hicieron saber a los otros; y ni aun a ellos creyeron.
  • Rechazar la palabra: Hebreos 3:7-8 Por lo cual, como dice el Espíritu Santo: Si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones, Como en la provocación, en el día de la tentación en el desierto,
  • No entender lo que el Padre te habla: Marcos 6:52 nos habla: Porque aún no habían entendido lo de los panes, por cuanto estaban endurecidos sus corazones. Lucas 9:45 Mas ellos no entendían estas palabras, pues les estaban veladas para que no las entendiesen; y temían preguntarle sobre esas palabras.
  • No oír: Santiago 1:19 Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse;
  • Dudar: Marcos 8:4 nos muestra como los discípulos dudaban, Sus discípulos le respondieron: ¿De dónde podrá alguien saciar de pan a éstos aquí en el desierto?, Mateo 14:31 nos da otro ejemplo, Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: ¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste?
  • Falta de perdón: Pablo nos dice en su carta a los Colosenses 3:13 soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros.
  • Sentirnos menos: Dios nos trata a todos por igual, en el todos somos iguales y aunque tenemos capacidades y propósitos diferentes lo importante es el valor que tu le das a lo que el te pide.
  • Falta de comunión: debemos escribir en el corazón de Dios nuestros sueños, nuestros anhelos y nuestras necesidades y esto solo lo logramos en oración, Pablo nos invita a hacerlo en 1 Tesalonicenses 5:17 Orad sin cesar.
  • Nostalgia: en muchas ocasiones miramos lo que éramos o teníamos en tiempos pasados y deseamos volver a esos caminos incluso si ello representaba todo lo que Dios aborrece o de lo que te ha librado; en Números 14:3 tenemos un ejemplo de ello, ¿Y por qué nos trae Jehová a esta tierra para caer a espada, y que nuestras mujeres y nuestros niños sean por presa? ¿No nos sería mejor volvernos a Egipto?

  Como estos, existen muchos otros elementos que colocan una barrera entre tu y Dios, entre tu y Cristo, entre tu y el Espíritu Santo, no que ellos no puedan derrumbar, sino que tu haz decidido consciente o inconscientemente construir.


  Te invito a que te hagas algunas preguntas y analices las respuestas que les das a ellas, allí podrías encontrar síntomas de un corazón endurecido:

  • ¿Cuántas veces te han mencionado el peligro de descuidar la oración diaria y la lectura de la palabra de manera personal?
  • ¿Cuántas veces haz escuchado advertencias sobre el hablar de los demás?
  • ¿Cuántas advertencias haz escuchado acerca de guardar un pecado en secreto?
  • ¿Te haz preguntado porque no ves la bendición y el poder Dios en tu vida?
  • ¿Haz cuestionado a Dios?
  • ¿Cuántas veces haz tenido una conversión momentánea?

 

  Pero como nuestro Padre es fiel y su palabra es poderosa, la misma escritura te da las herramientas para combatir, en Romanos 4:18:22 encontramos algunos aspectos escenciales, tomando como ejemplo a Abraham:


  Romanos 4:18 El creyó en esperanza contra esperanza, para llegar a ser padre de muchas gentes, conforme a lo que se le había dicho: Así será tu descendencia. El creer y creerle a Dios es parte fundamental en la lucha para no atraer dureza a nuestro corazón.

                    Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

 

  Romanos 4:19 Y no se debilitó en la fe al considerar su cuerpo, que estaba ya como muerto (siendo de casi cien años), o la esterilidad de la matriz de Sara. La Fé que debemos tener hacia la voluntad de nuestro Padre debe ser inquebrantable.

                    Habacuc 2:4 He aquí que aquel cuya alma no es recta, se enorgullece; mas el justo por su fe vivirá.

 

   Romanos 4:20 Tampoco dudó, por incredulidad, de la promesa de Dios, sino que se fortaleció en fe, dando gloria a Dios. La duda nos debilita, debemos estar plenamente convencidos y aceptar su palabra que es de bendición para así fortalecernos.

                      Salmos 46:1 Dios es nuestro amparo y fortaleza,

  Romanos 4:21 plenamente convencido de que era también poderoso para hacer todo lo que había prometido; el estar enfocados en nuestro camino y en nuestra decisión de haber aceptado a Cristo derrumbara todo ataque o distracción que pueda alejarnos de Dios.

   Todo esto con que propósito,

   Romanos 4:22 por lo cual también su fe le fue contada por justicia.

Y al final encontrarnos con un corazón limpio, lleno de gozo, de amor de Dios.


    1ra. a Timoteo 1:5 Pues el propósito de este mandamiento es el amor nacido de corazón limpio, y de buena conciencia, y de fe no fingida,

 

Proverbios 4:23 Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida.

¿Cómo está tu vara?

Texto Clave: Números 17:1-13

En Números capítulo 16, la biblia nos relata sobre la...Seguir leyendo...

Sigamos Adelante

Nehemías 9:4-38

A veces nos preguntamos cuan de dura cerviz fue el pueblo de Israel, y no entendemos como...Seguir leyendo...

Justificar la Rebeldia

¿Haz buscado últimamente una excusa para justificar algo que hiciste o dejaste de hacer?

 Les dejo esta interrogante como...Seguir leyendo...

¡Dios responde si tu Clamas!

Jeremías 33:3 Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que...Seguir leyendo...

Dios Liberta al Cautivo

TEXTO BIBLICO: ISAIAS 52: 1 AL 12

JERUSALÉN es redimida y el...Seguir leyendo...

El Alma que Pecare morirá

TEXTO BIBLICO: EZEQUIEL 18

     En los últimos tiempos el...Seguir leyendo...

Mujer Levantate

TEXTO BIBLICO: ISAÍAS 54: 1 AL 17

     El Amor eterno de...Seguir leyendo...

Acordaos de la Mujer de Lot
En cierta ocasión, nuestro Señor Jesucristo hizo una advertencia la cual está registrada en Lucas 17:32 y fue que nos acordáramos de la...Seguir leyendo...
Cuando lo que Dios hace, no tiene sentido
En nuestra vida pasamos por muchas situaciones que no entendemos, que nos hacen daño, que sentimos que son injustas para nuestras vidas, aun cuando estamos...Seguir leyendo...
Lo que Dios pide de Ti
    Cada día vivimos en una constante lucha que...Seguir leyendo...
« < 1 - 2 - 3 > »