Circuncidad, pues, el prepucio de vuestro corazón, y no endurezcáis más vuestra cerviz. Deuteronomio 10:16

Resistid al Diablo
La biblia declara de plano:
Resistid al diablo y huirá de vosostros. Santiago 4:7

El apostol nos dice en el contexto de este versículo que el Señor da gracias a los humildes (v.6) luego nos ordena someternos a Dios (v.7) y nos asegura que si nos acercamos al Creador, este se acercará a nosotrso (v.8). Dos versículos después se nos dice que nos humillemos ante ante Dios y este nos exaltará (v.10).

La salud espiritual requiere que evitemos la exposición de virus de maldad, gérmenes de pecado e infecciones de desaliento.

Eso significa por lo menos mantener nuestra distancia de las fuentes de infección, como son lo que leemos o vemos en la televisión.

Pero también significa llevar la vida santa que predicamos y demostrar las virtudes que predicamos de perdón, gracia, amabilidad y amor.

Cuando mantenemos alta nuestra resistencia espiritual, el diablo no puede vencernos (1Juan 5:18) aunque el enemigo es astuto y fuerte no es invencible ni mucho menos. Cuando llega la tentación valla a la palabra de Dios, allí encontrará asombrosa fortaleza.
Hna. Yolando de Dorado.