pero ningún hombre puede domar la lengua, que es un mal que no puede ser refrenado, llena de veneno mortal. Santiago 3:8

Apóyanos
¿Quieres apoyar este ministerio?
Para apoyar nuestro ministerio puedes:
  • Acompañarnos en las diferentes actividades que realizamos para la salvación de las almas.
  • Traer personas que deseen y necesiten ser restaurados y transformados por Dios
  • Traer a la casa de oración tu aporte en ropa, calzado, comida, materiales de limpieza o un aporte económico, entre otros.