Porque: El que quiere amar la vida y ver días buenos, refrene su lengua de mal, y sus labios no hablen engaño. 1 Pedro 3:10 

Proverbios 30:6
 “No añadas a sus palabras, para que no te reprenda, y seas hallado mentiroso.”