He aquí que mi siervo será prosperado, será engrandecido y exaltado, y será puesto muy en alto. Isaías 52:13
(2 Corintios 4:1)

Por lo cual, teniendo nosotros este ministerio según la misericordia que hemos recibido, no desmayamos. (2 Corintios 4:1)