"Pero tú habla lo que está de acuerdo con la sana doctrina.". Tito 2:1